Todos nacemos siendo diferentes, ser diferentes es algo común

frato

Observo esta imagen de Frato y me vienen pensamientos a la mente que quisiera compartir:

Todos nacemos siendo diferentes, ser diferentes es algo común, bien sea por alguna condición genética, por accidentes, vestimentas, personalidades, formas de pensar y proceder. Cualquiera que sea el caso, tenemos el derecho de ser como queramos, o como sencillamente nos tocó.

¿Algo de lo descrito en el dibujo es una anomalía? , ¿Ser hijo único o tener pecas puede realmente marcar una diferencia o colocar una línea entre lo que la sociedad ve como bueno o malo?, ¿Existe acaso alguien que pueda dictaminar quien es el normal y quién no?. Pienso que de ser esto cierto, los grandes genios de la humanidad eran anormales por encontrarse fuera de lo común, esto me suena mal, pensar que Newton o Einstein eran, ¿más que genios simples anormales?.

Todo proviene del incorrecto uso de la palabra normal. Tal como hemos logrado aprender, normal significa que está dentro de la norma, pero como podemos los seres humanos, que somos imperfectos y todos diferentes, pretender meternos a todos dentro de una misma caja si desde pequeños nos han enseñado que cada quién es único y viene de un molde distinto. Una confusión a la que somos sometidos desde que nacemos con él, ‘’somos iguales’’, ‘’merecemos todos lo mismo’’ como si es que una frase fuese de la mano con la otra. Eso de ser todos iguales, es algo en lo que hoy en día debemos trabajar, que debemos desmontarle a las nuevas generaciones. Que crezcan sabiendo que lo positivo, es destacar las diferencias y trabajar en conjunto para lograr armonía. Solo así lograremos tolerancia, respeto y aceptación.

Lo único que debemos tener todos por igual son los derechos.

Lo más interesante que observo en la viñeta es que parte de la base de ponerse en el lugar del niño. Hace que nos planteemos que ellos no son una especie aparte, sino personas que entienden, con interrogantes y respuestas muchas veces más coherentes que las nuestras, sencillamente porque están iniciando su aprendizaje, son puros y aún no han sido influenciados por las pautas que dicta a veces una sociedad de forma errada, con sus historias de lo correcto o incorrecto, pensamientos o actitudes, que cuando crecemos nos damos cuenta es mejor que poco a poco vayamos desaprendiendo.

Ese es el trabajo, esa es la lucha, lograr avanzar en inclusión, aceptación, dejar a un lado los estereotipos, y ver más allá de las apariencias. No le pongamos techo a ningún ser humano, cada quien llega a donde quiera llegar.

FirmaLanda